Blog

Cómo organizar una fiesta de pijamas

¿Quieres sorprenderles con una fiesta especial y sobre todo muy original?

En este post queremos ayudarte a organizar la mejor fiesta de pijamas para tus hijos.

Los niños crecen y sus gustos cambian, otros, sencillamente ya se han cansado de los parques de bolas y como madres buscamos sorprenderles en cada cumpleaños, por lo que aquí te mostramos algunas ideas para que su fiesta sea ¡inolvidable!.

Las fiestas de pijamas son la manera perfecta de pasar tiempo con sus amigos y son ideales si deseas celebrar una ocasión especial como su cumpleaños. Además de pasar una tarde-noche de diversión, viven una de sus primeras experiencias durmiendo fuera de casa con sus amigos.

Celebrar la fiesta de pijama perfecta puede ser divertido y muy fácil.

En Miquines ponemos a tu disposición un montón de packs que harán que esa noche sea única. A continuación te damos una serie de ideas para que la fiesta sea perfecta:

1.- Elige el lugar donde vas a celebrar la fiesta, puede ser el salón de tu casa, la boardilla, el jardín… o bien puedes optar por alquilar un local para fiestas infantiles.

2.- Pide a tu hijo que haga una lista de invitados de acuerdo al número de niños que tu hayas decidido, pero deja que sea él el que elija a sus amiguitos más íntimos o sus mejores amigos, que es como les gusta diferenciarlos ;). Además, márcale las pautas de comportamiento a seguir en la fiesta (no gritar, la hora de acostarse, recoger entre todos a la mañana siguiente…) y nómbrale responsable de que se cumplan.

3.- Preparad las invitaciones, aquí puedes optar por comprarlas o bien hacerlas a mano con tu hijo, esta segunda opción puede resultar una manualidad muy divertida (en otro post hablaremos de cómo hacer invitaciones). Envíalas con tiempo para evitar sorpresas inesperadas.

4.- Haz una lista de actividades y juegos para que se lo pasen genial!. En otro post te daremos un montón de ideas para pasar un tarde-noche muy divertida.

5.- Organiza un bufett con comida salada y por supuesto dulces, para que ellos mismos puedan servirse lo que más les guste. Puedes decorar la mesa con tu hijo y dejarle que elija parte del menú. Ten en cuenta si entre los invitados hay alguna alergia.

6.- Si se van a quedar a dormir, no olvides el desayuno.